lunes, 2 de junio de 2014

Mundo en efervescencia

Retomar la práctica de la escritura se vuelve fascinante cuando en el mundo pasan tantas cosas que comentar.
Sólo hoy leí sobre 1) la abdicación del rey de España, 2) el seguimiento de las protestas en Brasil y, fuera de la tónica de los temas, 3) la opinión del papa sobre la decisión de no tener hijos y en su lugar adoptar mascotas.
1) Comentaron en El Mañanero sobre la posibilidad de que se dieran las revueltas que ahora se sabe en España después de la abdicación del Rey. Se advertía sobre el deseo de "eliminarle carga" a los españoles de una clase que no genera nada positivo para los ciudadanos. No es dificil pensar que era la lógica esperada, pero, como se comentó en el mismo programa, toda clase política termina siendo esta carga elite que se mantiene a costa de quienes si trabajan, ¿cuál sería la diferencia para España? 
Cuando no conoces sobre los temas es más fácil lanzar preguntas para ver si alguien ayuda a responderlas, más allá de desear ser el sabelotodo. En este nivel me quedo yo sobre casi todo, puesto que mi papel aún se maneja como consumidora de información en medios.

2) Leer sobre las protestas en Brasil hace notar una realidad más allá de la enajenación en el futbol en este tiempo en que de lo que más se habla en muchos medios es el mundial. No soy amante de este deporte, se puede leer, pero menos lo soy de gastos gubernamentales innecesario sobre eventos esporádicos que no generan nada real al pueblo. ¿qué pasó aquí en Guadalajara para los juegos panamericanos? si bien hubieron gastos que se quedaron en instalaciones deportivas abiertas al público, como la Unidad López Mateos, pero no podemos olvidar el gasto de las villas panamericanas que siguen sin mostrar su destino próximo. ¿quién salió entonces a la calle a reclamar algo? Muchos se mantuvieron deslumbrados por "el evento internacional que albergaría la ciudad."

3) Y del papa, habría tanto que decir de mi parte hacia este tema. Evidentemente porque es algo más "terrenal" o de vida cotidiana, que me afecta, donde tengo una opinión más aterrizada. La Iglesia católica ha perdido credibilidad y parecía que el papa Francisco había logrado recuperar cierto grado de apego de algunos que fueron sus detractores en los últimos tiempos. Sin embargo, el representante del Vaticano tiene una carga ideológica tan grande, que es casi incompatible con los tiempos actuales. Se le ha llamado "progresista" porque ha tratado de darle una nueva cara "reformada", "actual" al discurso y, en menos medida, a las acciones desde la cúpula de la Iglesia. Pero es evidente que una cosa es hablar de acumulación de riqueza, donde se ha actuado totalmente fuera del discurso, que hablar de los principios de vida que rigen , o deberían de regir,a un católico. 
Siempre fue reprochable que no se hablara de los pederastas, de los derroches de dinero, porque eso mostraba una forma de vivir contraria a lo que predica su fé, pero al hablar sobre la necesidad de la procreación no se puede pensar que el papa Francisco está yendo en contra de lo que ha predicado hasta este momento. 
Habría que analizar si de verdad el pontífice ha buscado darle otro rumbo a la iglesia católica, o en realidad sólo ha buscado "regresárla al redil" de donde nunca debió salir."


2 comentarios:

Araceli Guevara dijo...

Me alegra tu faceta de escritora pues te admiro mucho... que poder decir de estos temas .... pues que podemos esperar de nuestros dirigentes obvio buscan distractores en este mundo lleno de banalidades, algo q tal vez aunque no tiene mucho sentido.pero ojala sea algo positivo la adopción de los perritos, hay q cambiar muchas cosas pero mas nuestra actitid critica y demandar lo justo

Miriam dijo...

El papel de consumidora de medios siempre es cuestionable desde el punto de vista de cómo se manejan las agendas de los medios y le forman a uno la opinión. Siendo de historia no me parece raro ocuparse de los temas; pero no cabe duda que al resto de los sectores (en el caso de los Borbones) se quedará sin explicarse porque algo tan cuestionado como las Monarquías producen tanto encanto. Así vero la coronación del nuevo Rey, ja, Comparto tu opinión respecto a la Copa Futbolera, los dirigentes nunca filtraran con transparencia el destino de esos recursos, y nos conformaremos con divertirnos llenando las arcas de los Bares y Restaurantes. Habría que recordar a Monsi hablando de Fútbol, jeje. Por último, brillante tus línas sobre el Pontífice, la Iglesia es la misma, queriendo bañarse de "progresismo" y dar una buena cara, pero a la primera oportunidad da su estocada conservadora. Menos mal que ahora sí no logro encubrir al cura Pedrasta de SLP.
Me encanta leerte, hazlo más seguido.